La construcción del personaje

27 Feb

Un personaje bien construido es en sí mismo una formidable fuente de ideas e información cuando llega el fatídico instante en que no se sabe por donde continuar el desarrollo dramático. Por eso es recomendable dedicar un tiempo razonablemente largo para  diseñar un personaje y establecerle condiciones de funcionamiento que le otorguen consistencia y versatilidad.

Ese es el papel que juega una biografía de personaje la cual suele ser mucho mas que una enumeración cronológica de acontecimientos. Se deben considerar los siguientes aspectos:

  1. Nombre. No hace falta que lleve apellidos, especialmente si no se va a usar mas que el nombre en el relato
  2. Edad
  3. Características físicas
  4. Carácter. Esto es muy importante porque crea coordenadas de funcionamiento emocional para el personaje
  5. Condiciones del carácter. Una vez que se ha establecido un modelo de carácter debe justificarsele con las condiciones particulares que lo propiciaron. La mejor manera de abordar esta tarea es decribiendo la infancia del personaje
  6. Biografía. Ahora sí: cuales son los acontecimientos de su vida. Aquí se incorporan por los menos los dos personajes con los que se va a relacionar en el relato: cómo los conoció y que suerte de relación los une
  7. Un componente dramático del personaje
  8. Un componente cómico del personaje
  9. Otros detalles que encuentre conveniente: color, signo, objeto, etc
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: