El tema es el TEMA

30 May
Aprender a escribir un tema: El Tema

El Tema en Aprender a escribir

El tema no es lo que acontece en el relato. Lo que acontece es en su forma simplificada la sinopsis y en su forma desarrollada el argumento. Aún cuando escribas guiones o novelas literarias tendrás el impulso de contarles a tus allegados la sinopsis por tema. Es un hábito del que resulta difícil zafarse. Una de las conductas que habrás de adoptar es la de llamar cada cosa con el nombre que mejor le calza. Eso hará más fluida tu actividad literaria.

El tema es un TÍTULO DE UN VALOR ESTABLECIDO UNIVERSALMENTE. Es muy importante que comprendas esto.

El tema es una suerte de pasadizo secreto del cual sólo tú, como demiurgo, conoces el trazo. El espectador se contentará con saber que existe: “El tema de la película es la amistad” o “El tema del libro es el dolor”. Para ti el tema es el conducto que canaliza la ideología de tu relato, de hecho tu propia ideología.
Al proponer un tema no solamente estableces una estructura básica de pensamiento que está asociando a un personaje (al personaje principal), sino que dejas traslucir tus tendencias generales de pensamiento.
Tomemos por ejemplo “el amor” como tema. Te mostraré un poco más adelante cuales son los criterios que rigen los temas según alcanzo a ver. Uno de ellos es el de la antinomia complementaria:

Satisfacción – Insatisfacción
Paciencia – Impaciencia
Humildad – Soberbia

En el caso de “amor” probablemente propondrías “desamor”. Esto es lo que quiero mostrarte:

Amor – Egoísmo
El concepto “amor” no lo veo asociado con la sexualidad. Para mí está más cerca de la idea de la cooperación, la solidaridad y la satisfacción. De manera que “desamor” resulta para mí un concepto aún más vago de lo que suele ser “amor”. Aquí se está mostrando una estructura de pensamiento que no coincidirá necesariamente con la tuya.

Los criterios básicos de establecimiento del título son los siguientes:

1. Antinomia complementaria
Expresa la necesidad de hallar la contrapartida del valor que has definido en un principio. El valor es siempre binario porque es el resultado de un juicio y un juicio sólo puede establecerse por comparación. Donde no hay comparación –es decir, donde no hay medición- no hay juicio. El valor es la expresión final de la cultura como estructura compleja de adaptación. La cultura es todo lo contrario de la armonía, la simplicidad y el silencio. De manera que cuando hablo de la adaptación estoy hablando necesariamente de la inadaptación. Cuando digo que es la expresión final de la cultura (quiero que absorbas la esencia de esta expresión), estoy diciendo que es el signo –la máxima codificación- de la incapacidad del individuo para relacionarse con el entorno. Esto es, por supuesto, un juicio de valor.
El entorno, por su parte, es una matriz de interpretación que tiene tres componentes: natural, social y psicológico. Este es un concepto muy importante del Método de Personaje: la creación de mundos inclusivos, es decir, la creación de entornos de personajes ricos, coherentes y consistentes.
El tema en su condición binaria genera la condición inicial para que ese mundo que estás creando eclosione.
Te he mencionado el hecho de que el personaje principal (A1) es portador del tema. Por su parte la antinomia del Tema la veo transportada por P1, el personaje directamente opuesto a A1 en la triada principal. Esta es otra buena razón por la cual el título sea una estructura binaria.

He elaborado una pequeña lista de posibles valores para temas posibles. Es mi personal propuesta. Aunque el valor es el principal componente del tema, ¡todavía no es el tema! No se me desespere. En cada caso estoy tomando una de las partes como referente. “Amor” es el referente de “egoísmo”. Pero “egoísmo” podría ser el referente. En otras palabras, tanto el valor referente como el complementario pueden ser tomados como temas (se comprenderá uno asumido en el otro):

El Tema: valores con sus antinomias

Aprender a escribir: El Tema

Aún visto como complementos, el valor es un juicio único con dos polos. Por eso es una estructura binaria como lo es la presencia o carencia de luz en veinticuatro horas y que llamamos día y noche.

  1. Universalidad

Expresa la necesidad de hallar un valor instituido por la cultura y depurado por el pensamiento y la actividad humana general. Lo universal asume que valores instituidos funcionen como regulador de sus acciones para el ser humano de manera permanente, en mayor o menor grado, con nuevas o antiguas connotaciones, enla Tierrao en cualquier confín del espacio donde llegare a instalarse. Me ronda la idea de que el valor universal no está necesariamente atado a la cultura sino que es inherente al núcleo biológico del individuo. Como valor en sí mismo, si esto es del todo posible, suele ocultarse bajo decenas de capas (esto es el criterio de consenso que consideraré a continuación). En sí mismo es, probablemente, un regulador biológico que ha devenido moral. Así, el valor se ha convertido en una suerte de anclaje que me parece más político que individual. Aquí se pone interesante el asunto justo donde termina porque este no es territorio de su búsqueda. Debe haber sido la cultura (la totalidad de modos de actividad) la que ha dado a estos impulsos biológicos de adaptación sus nombres y validación dentro de un organismo bastante más complejo que conocemos como sociedad. Ahí te lo dejo. Declárate en este instante zona de investigación. Mucho de los descubrimientos que conducirán al desarrollo de personajes consistentes los harás en ese enorme país por ser explorado que eres tú.

En todo caso la universalidad del valor la pondrás a prueba en cuanto comience tu papel de dios menor. Te advierto, sí, que es ilusorio pensar que comprender esto te convierte en un reformador. El arte que conocemos hoy se ha construido sobre los mismos valores sobre los que se ha consolidado la cultura de la represión y la autodestrucción. Ese arte está en condiciones de promover la sensualidad y la codicia, no más. Lo siento. Para ti y para mí representa la posibilidad de decir algunas tonterías que no cabrían en un discurso teórico. Autocomplacencia por supuesto y la oportunidad de ganar un poco de dinero. Cinismo y codicia: los valores compelidos por la cultura del oscurantismo.

“Cinismo” o “codicia” no son en sí mismos títulos. Te dije arriba que el tema es un título de valor. “Cinismo” es sólo un adjetivo hasta que le otorgues el carácter de único: “El cinismo”. Ahora es un título. “Codicia” sin artículo es la codicia que se expresa de una forma particular en un tiempo y zona de la cultura particulares. “La codicia” expresa un comportamiento adaptativo que viene acompañando toda la historia humana escrita. Es un valor instituido.

Nuestra lista de valores, ahora convertida en temas sería:

El Tema en aprender a escribir

El Tema: Un valor+un artículo+una antinomia

Entre paréntesis en la zona negra he colocado la antinomia u opuesto el cual no aparecerá enunciado a menos que te interese usarla de tema:

  1. Consenso

Expresa la necesidad de hallar un concepto único (aunque con estructura binaria) de aceptación irrevocable. Esto está orientado a la interpretación que tendrá la obra por el perceptor. El valor por universal no puede ser arbitrario. Es universal gracias al tamiz cultural general. Ahora bien, el tema no puede ser sometido a restricciones, por lo menos en lo que se refiere al lenguaje dramático. Un título como “El amor en los niños” pareciera querer decir que hay un amor propio de los niños y, por supuesto, un amor propio de los adultos, un amor propio de los homosexuales y así ad infinitum. Esto es una falacia. Debes comprender que el tema es “El amor” como concepto sobre el cual se pueden articular historias épicas si así lo deseas. El tema debe estar desprovisto de apellidos. En cuanto a “los niños” pertenecen a la zona del relato, no a la del tema, a menos que tu interés sea el de un informe científico. Si estás interesado en el amor desde una perspectiva infantil u homosexual deberás asignarle esta responsabilidad a un personaje.

Hallar un tema supone establecer una interesante paradoja. Consiste en el hecho de que en cuanto le asocias a este un nuevo concepto en lugar de ampliarlo lo restringes ideológicamente. Es importante que el tema sea un lago subterráneo, no una isla en medio de este.

Tomado de “Qué es el Método de Personaje”, en proceso.

Nota: El tema es el TEMA… Para aprender a escribir no te bastará un solo post, ni siquiera una sóla lectura de este o muchos post. Cuentame cual es tu mayor frustración. Cualquier consulta te la responderé personalmente. Hazme saber si este post te ha ayudado (o si debo dedicarme a otra cosa). Una nota tuya siempre recibirá mi agradecimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: