Un título

31 May

Es infinitamente más productivo tener un título a mano que una sinopsis. El título te proveerá de una cantidad mínima de energía para el arranque. Siempre lo más difícil es empezar.

No importa lo rápido o automático que resulte, la acción de nombrar con un título exigirá de ti un poco de atención sobre lo que tiene interés en relatar.
En todo caso deberás asumir que este primer ejercicio producirá un título de trabajo -aunque cuando se destina un poco de esfuerzo redundará frecuentemente en algo permanente, acaso como señal de que ha trabajado seriamente en ello. Si bien no le contará nada a terceros (de hecho no deberá adelantar el relato a menos que estés detrás de un gran mercado), para tí fungirá como la máxima codificación del relato mismo.

Le concedo una enorme importancia al título, sin embargo este no puede convertirse en un estorbo justamente en el arranque. Para este caso echarás mano de un recurso que gravitará desde ahora sobre todas tus acciones: la astucia. Una y otra vez llamaré la atención sobre este. La astucia aquí se revelará en la necesidad de salir de la ensenada y hacerlo con las velas desplegadas. Saldrás a cómo dé lugar, nunca a costa del título mismo. Cuando estés sintiendo que has dedicado demasiado esfuerzo a este, vuelve un momento sobre tus pasos:
¿Cuál es tu motivación? Pregúntate por qué estás interesado en escribir esto. No me refiero a ese tipo de interés relacionado con el aspecto práctico de una profesión (gloria, fortuna, esas cosas). ¿Por qué quieres contar esta historia? ¿Para quién? ¿Qué es lo que tiene de interesante? ¿Hay un sentimiento relacionado que puedas definir? Acoge un par de palabras y construye un título de emergencia. Échate a la mar con eso.
Un título tiene, es decir, tú le otorgarás, varias propiedades:

1. Poética.
La propiedad poética supone una divergencia textual que separa el nombre de una narración literaria o cinematográfica del título de un libro pedagógico. “Qué es el método de personaje” anuncia de una vez el contenido abordado, como sería – por ejemplo- “Guionismo basado en el desarrollo de relaciones de personajes” o “Las relaciones de personajes como punto de partida para la construcción de guiones atractivos”. Estos son títulos en donde la propiedad poética ha cedido ante la inmediatez.
La poética hace que el título sea connotativo, es decir, que se cargará con tus personales referencias culturales diversificándolo en significados y, de paso, enriqueciendo la interpretación de la obra.
¿Se le ha ocurrido que habría podido titularlo “La isla del poniente”? Me habita la sospecha de que el relato que emergerá de estas páginas no sólo justificará la usabilidad del método, sino que develará al método mismo como su personaje principal. De manera que podría perfectamente usarlo para todo el libro. Sólo que en este caso no me conviene.
“La isla del poniente” va a ser un relato independiente que emergerá dentro del texto pedagógico. No va a convertirse en sí misma en texto teórico, didáctico o noticioso. Aunque ilustrativo del método, va a tener su propia conducta narrativa (podría ser un cuento de ficción) y su propio y expresivo título. Es la oportunidad, aún dentro de un texto más estructurado, de echarse a volar tan lejos como pueda.
Sean o no ciertos los atavismos, por estos días la capacidad de volar no la obtenemos si no es gracias a apéndices mecánicos. Para el escritor -cuyo cielo es la palabra- los complementos imprescindibles son la lectura y el disfrute visual y auditivo de obras que le aporten conocimiento y valor nuevos. No se trata de parecer culto, sino de serlo. Culto, cultura y cultivo tienen la misma raíz latina. Más que un recurso exhibicionista, este es un tipo de conocimiento práctico que le servirá con mucho en su labor como escritor.
No necesito afirmarme en tí. Conozco tipos al lado de los cuales soy una verdadera hormiga del conocimiento. No escribo de una manera más o menos culta sino para que aprecies…

Nota: Un título… Para aprender a escribir no te bastará un solo post, ni siquiera una sóla lectura de este o muchos post. Cuentame cual es tu mayor frustración. Cualquier consulta te la responderé personalmente. Hazme saber si este post te ha ayudado (o si debo dedicarme a otra cosa). Una nota tuya siempre será bienvenida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: